Noticias

La huella de Jorge Oñate en Junior

El mundo musical, en especial del vallenato, se conmocionó con la noticia del fallecimiento de Jorge Oñate, el ‘Jilguero de América’, cantautor vallenato con más de 50 años de carrera. El intérprete de canciones como Mujer marchita, Nunca comprendí tu amor, Volví a llorar y Te dedico mis triunfos ha dejado una huella imborrable en sus seguidores, que siguen cantando sus mayores éxitos a través de las generaciones.

Pero en el corazón de Jorge Oñate no solo habitaba la música: el fútbol también era otra de sus grandes pasiones. Como no podía ser de otra manera, era hincha de Junior, equipo del que no se perdía ni un solo partido. Tuvo la dicha de ver campeonar al equipo desde la primera vez en 1977, y tuvo buenas relaciones con jugadores y técnicos. Uno de sus amigos más entrañables es Carlos ‘Papi’ Peña, con quien formó una alianza para surtir al equipo de jóvenes promesas provenientes de la tierra del cacique Upar.

Para ello, el cantautor creó un equipo de fútbol denominado Juventud Pacífica, con el objetivo de lograr que aquellos jugadores tuvieran la oportunidad de demostrar sus condiciones y tener una oportunidad en el fútbol profesional. Y esa oportunidad llegó para cinco jugadores cesarenses en el año 1982, cuando por gestión de Jorge Oñate arribaron al ‘rojiblanco’ José María Pazo, Jesús ‘Kiko’ Barrios, Amín Bolívar, Carlos Araujo y Alain Cotes.

Pazo sin duda fue el que más éxitos logró con Junior. Desde su llegada a las divisiones menores en 1982, José María se destacó por sus condiciones en el arco, siendo pieza fundamental de los campeonatos ganados en 1993 y 1995, además de las semifinales de la Libertadores en 1994. Así mismo, su disciplina y profesionalismo le permitió ser el segundo arquero con más presencias en el tiburón, después de Sebastián Viera.

‘Kiko’ Barrios se caracterizó por ser un delantero letal que conformó un ataque envidiable con William Knight y Fernando Fiorillo, tridente que convocaba a los barranquilleros a asistir en masa al viejo Estadio Romelio Martínez. Barrios aprovechaba su velocidad y fuerza para penetrar las defensas y dejar su sello de gol en las porterías rivales, siempre acompañado de Knight y Fiorillo. Tanto fue así que terminó como el tercer goleador del equipo en 1983, año en el que alcanzaron el segundo lugar del campeonato.

Amín Bolívar fue uno de los jugadores más destacados que tuvo Junior en los años 80. Se destacó por su inteligencia en el campo de juego, gozando de una gran condición técnica que le permitía conducir los hilos del equipo. Bolívar quedó inmortalizado en la historia de Junior al ser el autor de uno de los goles con los que el ‘tiburón’ venció a Santos en Villa Belmiro, siendo su primer triunfo internacional como visitante por Copa Libertadores.

Carlos Araújo tuvo unas de cal y otras de arena en el conjunto ‘tiburón’. Sin embargo, se las arregló para ganarse a la gente durante los años en los que defendió los colores del equipo. Estuvo presente en los campeonatos ganados en 1993 y 1995, donde compartió con jugadores de la talla de ‘Pibe’ Valderrama, Víctor Danilo Pacheco, Alexis Mendoza y José María Pazo.

La historia de todos estos jugadores estuvo ligada a Jorge Oñate, quien además de tener buena voz para el campo, tuvo buen ojo para el fútbol. Gracias a su interés y a su iniciativa, Junior pudo contar con excelsos jugadores que dejaron su huella e inmortalizaron el nombre del ‘tiburón’ a nivel nacional e internacional. Y cada uno de ellos está agradecido con el Jilguero de América, quien apagó su voz, pero mantiene su recuerdo vivo en la música y en el Junior.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios