Fútbol InternacionalNoticias

Goles tempraneros condenaron a Junior en La Paz ante Bolívar

Dos goles tempraneros evitaron que Junior se llevara un buen resultado del Hernando Siles de La Paz. El conjunto ‘tiburón’ cayó 2-1 en su visita a Bolívar, en encuentro válido por la fase 3 de la Copa Libertadores. Leonardo Ramos y Diego Bejarano marcaron los goles del triunfo del equipo boliviano, que pega primero en la lucha por un cupo a la fase de grupos.

El primer gol llegó nada más a los tres minutos. Junior no había terminado de acomodarse cuando, en una jugada aislada, Germán Mera pierde el control del balón, acción que fue aprovechada por Leonardo Ramos para entrar en el área ‘tiburona’. Sin apenas resistencia y luego de burlar con facilidad a Sebastián Viera, el atacante argentino pone a celebrar a su equipo.

Germán Mera enmendó su error y marcó el empate parcial para Junior.

Pero lejos de amilanarse, el ‘tiburón’ salió al ataque. A los 10 minutos, tras un tiro de esquina cobrado por Jhon Pajoy, Germán Mera se resarció de su error y vulneró el arco local. El tanto fue ampliamente celebrado por el defensor vallecaucano, que cumplió a cabalidad aquel viejo adagio que dicta que el que peca y reza, empata.

Sin embargo, el equipo no volvió a acercarse al pórtico defendido por Javier Rojas, que se convirtió en un mero espectador. Por otro lado, Sebastián Viera tuvo bastante trabajo y uno que otro susto, como el remate a quemarropa que atajó oportunamente al minuto 36, y seguidamente un cabezazo que picó en toda la puerta del arco y luego se fue desviado. A esa altura, Junior no perdía el partido por pura suerte, pero esa suerte se iba a acabar.

Bolívar obtuvo su triunfo número 11 en 15 partidos disputados ante rivales colombianos.

Y se acabó cuando inició el segundo tiempo. Tal y como ocurrió en la etapa inicial, Junior volvió a desconcentrarse en su área y sufrió los embates de su rival. Didier Moreno reaccionó tarde y fue testigo cómo Diego Bejarano vencía a Viera para colocar las cifras definitivas al marcador. El 2-1 parecía justo a esa altura del encuentro, teniendo en cuenta que el elenco local tuvo las mejores opciones, pero no contó con la precisión necesaria.

En los últimos minutos, Junior solo pudo conseguir acercarse al arco de Rojas con un remate de Fabián Sambueza que atajó el arquero boliviano. El resto del tiempo, el ‘tiburón’ se dedicó a equilibrar las cargas y evitar perder oxígeno, sabiendo que el 2-1 beneficiaría a Junior de cara al duelo de vuelta por el factor del gol visitante y por una diferencia de gol. Si bien se trata del tercer revés consecutivo ante los bolivianos, Junior se va con un buen sabor de boca y con el objetivo de dar vuelta la serie en el Estadio Metropolitano.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios