Noticias

Gabriel Berdugo recuerda el gol del título de 1980: “si lo hubiese botado no habría podido regresar a Barranquilla”

Gabriel Berdugo es historia viviente de Junior. El defensor barranquillero es uno de los artífices de los primeros triunfos del conjunto ‘tiburón’, con el que logró ser campeón en 1977 y 1980. Es ampliamente recordado sobre todo por el gol que anotó a Deportivo Cali en el Pascual Guerrero, lo que le permitió a Junior obtener el segundo campeonato en el fútbol colombiano.

Cada vez que su nombre es mencionado, los hinchas de antaño se llenan de nostalgia, puesto que Gabriel Berdugo es la personificación de lo que es Junior: aguerrido, corajudo, valiente, que no da un partido por perdido. Junto a Dulio Miranda conformó una muralla defensiva que era la pesadilla de todos los atacantes del país, con el que los fánaticos podrían descansar tranquilos porque sabían que si pasaba el balón, no pasaba el jugador. Y si pasaba el jugador, no pasaba el balón.

En conversación con MUJERES DEL DEPORTE A UN CLICK Berdugo contó, con emoción, cómo llegó al equipo barranquillero hace casi 50 años: “llegué a Junior en el 74 proveniente del América de Cali. Llegué con la buena fe del ‘papi’ Peña y Marinho de Oliveira. Hace rato que quería venir al Junior; soy barranquillero del barrio Rebolo. Me dio mucha alegría cuando me vinieron a buscar de Cali. Encontré un buen grupo de costeños y de extranjeros. Un excelente grupo”.

Gabriel Berdugo es una leyenda viviente de Junior. Así mismo, es el jugador con más partidos en la historia del fútbol profesional colombiano.

Gabriel Berdugo vivió muchos momentos gloriosos con Junior: 376 partidos así lo certifican. Y aunque marcó pocos goles (5 en total), guarda en su corazón el que anotó ante Deportivo Cali en el Pascual Guerrero, ya hace 41 años. Es la hora y el ‘capi’ recuerda con exactitud los detalles de aquella noche de diciembre de 1980: “el partido estaba perdido, faltaban como 5 minutos. Le hicieron falta a Tutino y el arbitro la pitó. Mi compadre Dulio me dijo ‘vaya y haga el gol, no te preocupes’”.

Gabriel le hizo caso a su compadre y fue hasta el área caleña. El férreo defensor comentó que “yo me puse a un costado y nadie me marcó”, situación que Berdugo aprovechó para tomar ventaja de la jugada de laboratorio que prepararon sus compañeros: “Fernando (Fiorillo) se puso a un costado, hizo una doble pared y tiró al arco. Yo hice un pique de sorpresa y el señor (el arquero Carlos ‘Tribilín’) Valencia cogió la pelota, pero ésta reboto y yo le pegué con el alma, con el borde interno”.

Sobre su reacción al momento de marcar el gol, el ex defensor ‘tiburón’ manifestó que lo primero que sintió fue sorpresa: “la pelota entró y yo quede sorprendido. Si hubiese botado ese gol no hubiese podido regresar a barranquilla (risas)”. Y el resto ya es historia: regreso a Barranquilla, recibimiento en caravana, inmortalidad en la memoria del hincha. Junior volvía a saborear las mieles del triunfo gracias a aquel rudo defensor, que a sus 72 años sigue queriendo a Junior como desde el primer día.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios