Uncategorized

JUNIOR SEGUNDA TEMPORADA 2018: DOS PARTIDOS, UNA DERROTA, UN EMPATE Y POCO FÚTBOL

El equipo rojiblanco no mostró nada distinto a la actuación del martes por Copa Sudamericana, a pesar de los varias modificaciones con respecto al compromiso ante Lanús.

En su debut por la Liga Águila se midió contra el Atlético Bucaramanga en un partido donde los adversarios no se sacaron ventaja en el marcador. Partido aburrido, por momentos dominado por el conjunto leopardo, mientras que el Tiburón se mostró insulso, siendo un equipo de pasajes y poco más.

Junior se plantó en el Estadio Alfonso Lopez con un 4-4-2 en defensa, que en ofensiva se convertía en un 4-2-3-1, con Viera en el arco, Murillo, Balanta, Pérez y Gutierrez en la derecha, Cantillo y Pico en el doble eje; Rivas de la derecha hacia el medio, Bocanegra tirado a la banda izquierda, Barrera de enganche y Ruiz en punta.

Junior empezó con intensidad, adelantando líneas y buscando el resultado, esto le llevó a crear una ocasión clara que el ‘Bebé’ Rivas no pudo concretar. Pero el equipo se fue diluyendo y no dio señales de mostrar peligro. El local se mostró más propositivo en el resto de la primera mitad.

El segundo tiempo fue más de lo mismo, ‘El Leopardo’ sin ser muy profundo sometió al ‘Tiburón’ y creó un par de ocasiones que el delantero Michael Rangel no definió de buena manera. Por su parte, los cambios realizados por Julio Comesaña no influyeron en el juego. Luis Diaz y James Sanchez no hicieron el papel de revulsivos y se contagiaron de la apatía de sus compañeros, Teófilo Gutierrez entró tarde, faltando doce minutos por disputar, sin embargo, tuvo una clarísima y fue derribado en el área rival, a lo que el juez del partido no señaló pena máxima.

Pálido e indiferente, eso fue el Junior de Barranquilla hoy en tierras santandereanas. Un par de ráfagas en todo el partido, poca solvencia al momento de la posesión y sin pequeñas sociedades que generaran peligro.

Hasta ahora, ha quedado debiendo el elenco de Julio VIII. Dos partidos, una derrota, un empate y muy poco fútbol. Es temprano para dar un juicio, pero llama poderosamente el deplorable rendimiento de los jugadores y la poca reactividad del cuerpo técnico.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios