Noticias

Junior sin pólvora y fuego cae ante Envigado

Por: Nilson Romo Mendoza

Paradoja del fútbol: Junior fue el dueño del balón, tuvo la mayor posesión ( 68% por 32% de su rival) y a diferencia de los tres primeros partidos de la era Luis Amaranto Perea en los que no necesitó mandar en la posesión, no tuvo ningún tiro al arco de Envigado y perdió por la mínima. Un gol de Santiago Jiménez al primer minuto del juego le bastó al equipo antioqueño para tumbar a los tiburones en la liga.

La primera derrota de Perea como entrenador de los rojiblancos llegó sin las señas de identidad de los partidos de Copa Libertadores. Volvió el equipo Tiburón a mover fichas, otra nómina titular que desde el primer minuto no ajustó, flaqueó y un latigazo de Sebastián Jiménez obligó a ir contra de la corriente.

El gol de Sebastián Jiménez llegó tras pillar un tiro fuera del área, Ditta se agacha y la pelota descoloca a Viera.

Junior desde el pitido inicial mostró una faceta que parecía revivir algunos desajustes de la época de Comesaña: recibir un gol arrancando el encuentro y jugadores sin encontrar su posición. James Sánchez fue uno de los mediocampistas interiores que la incomodidad de jugar al lado de Larry Vásquez no lo soltó. Higuita y Sherman Cárdenas los encargados de llevar las luces para conectar con Rangel en su primera titularidad se sumaron a los cortos circuitos.

Envigado tan cándido y atrevido vio dudas en su rival y encontraba en la fallas de la sala de máquinas del Junior y en las salidas rápidas la vía para encontrar gatillo y tiro. El primer tiempo dejó a un Viera con los guantes quemados y un uniforme azul sucio de las estiradas. A los 15 minutos y a los 28 minutos el capitán uruguayo evitó otro susto mayor.

Con Rangel y Sherman en la punta, más Daniel Moreno como extremo, Junior no tuvo profundidad ni puntada para enlazar. Higuita no encontró sociedad con James Sánchez y el primer tramo se cerró sin ningún tiro a la portería del joven arquero local Sebastián Londoño.

Lo había admitido Perea semanas anteriores que unas de las grandes asignaturas del equipo, incluso desde la era Comesaña este año, es la elaboración del juego. Le cuesta tener soluciones para amenazar y sacar a los equipos que se esconden, que defienden acumulando hasta 8 jugadores. Sin claridad en la elaboración, los mediocampistas de Junior con sus laterales se conforman con pasarse el balón sin tener un jugador que arriesgue en el uno contra uno o busque en el juego posicional seguridad para encontrar disparos.

La esterilidad se hizo aún más profunda en el segundo tiempo. Los cambios de Borja, Cariaco González y Cetré tampoco fueron oxígeno o la fórmula para encontrar una vía y llevar al desagüe de Envigado que se atrincheró sin recibir bombardeados. Envigado encontró en las cabalgadas y las faltas, como la ejecutada por Palomino a los 54 minutos, la amenaza para Viera que defendió como un gato. El golpeó del capitán de Envigado encontró un escudo en Viera que sacó el tiro camino a la red. Junior insistía en abrir la cancha y fallar en el juego por dentro. Hinestroza había aportado algo de profundidad pero solo en uno de cuatro centros desde la izquierda amenazó el arco de Envigado.

Se acabó el invitó de Luis Amaranto Perea, primera derrota con Junior, 90 minutos sin gol, pólvora mojada y la segunda en el torneo profesional colombiano 2020. Las dudas que deja el partido pasarán a revisión y como la que reconoce el entrenador: “Tenemos que recuperar jugadores como Daniel Moreno”. Uno de los señalados.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios