Uncategorized

Junior ganó tres puntos, pero Mario Herrera solo le dio uno

En un partido accidentado, luchado, poco claro y con muchos errores, Junior se llevó un punto del estadio Manuel Murillo Toro. El conjunto tiburón, a pesar de anotar un gol lícito con Jefferson Gómez, solo pudo empatar con Tolima gracias a las equivocaciones del árbitro Mario Herrera, quien a pesar de contar con el VAR le anuló injustamente un gol a Jefferson Gómez.

Los primeros minutos (los que se jugaron ayer) mostraron a un Junior sobrio en defensa, que pudo mantener a raya al equipo ‘pijao’, pero que adelante volvió a evidenciar los problemas ofensivos que lo han acompañado desde el inicio del campeonato. Prueba de ello es que recién al minuto 20, con un cabezazo de Didier Moreno, se acercó con peligro al arco local.

Cuando transcurrían 30 minutos, el partido tuvo que suspenderse por las condiciones climáticas: una tormenta eléctrica arreció en la capital del Tolima, por lo que el central Mario Herrera determinó que el partido debía continuar en la mañana de hoy, tal como efectivamente sucedió. Ni bien se reanudó el partido, Tolima sorprendió a Junior y concretó una opción de gol, pero Mario Herrera lo anuló por posición adelantada. Como si fuera poco, Junior sufrió otro golpe: Larry Vásquez recibió una segunda tarjeta amarilla y tuvo que abandonar la cancha antes de tiempo.

Para la etapa complementaria llegó la gran polémica del partido: tras un tiro libre y una marca tibia del elenco local, Jefferson Gómez impactó el balón con el pecho y venció a Álvaro Montero. Sin embargo el juez Mario Herrera, a través del VAR, en una decisión totalmente desacertada, determinó que el defensor barranquillero usó la mano al momento de marcar el gol, por lo que la acción fue anulada.

Con el baldado de agua fría que significó un gol injustamente anulado, Junior siguió intentando llegar al arco del tolima, pero nada surtió efecto: ni los cambios, ni las ganas. Inclusive, Tolima tuvo dos opciones que por poco terminaron en gol: un cabezazo de Jorge Luis Ramos que se fue desviado, y un remate que Sebastián Viera rechaza al centro y que Campaz envía fuera, aunque tenía el arco a su disposición.

El 0-0 termina siendo un arma de doble filo: aunque el partido debió terminar con triunfo de Junior por un gol perfectamente lícito, el tiburón la sacó barata al tener en cuenta todos los incovenientes que sufrió a lo largo de esta dura travesía: la suspensión por tormenta eléctrica, la expulsión injusta de Larry Vásquez, el gol que sufrió y fue anulado, el gol que marcó y fue anulado, entre otros. Eran tres puntos, pero Mario Herrera solo dió uno.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios