Uncategorized

Colombia todavía recuerda al Caballero del Fútbol

Por : Jaime Guzmán

Hoy es un día oscuro para el fútbol nacional: se cumplen 26 años del vil asesinato del Caballero del Fútbol, Andrés Escobar, en la ciudad de Medellín. El central, quien portaba el dorsal el número 2, parecería que fuera el mismo destino que apuntara contra él ante semejante suceso, pues el mismo día 2 y del mes de la divinidad de Julio Cesar, dejó de existir.

Andrés fue un excelso jugador que ha sido señalado por todas generaciones del país cafetero como uno de los mejores centrales en la historia de la selección Colombia. Fue este jugador, nacido en la Ciudad de la Eterna Primavera pero que marchitó, dejando pena y dolor, considerado una de las máximas figuras del balompié nacional y a puertas de ir raudamente al fútbol internacional. Sin embargo, el país desfilaba con noticias en todos los medios de la época, con informaciones nefastas, constantes tragedias y además el fuerte negocio de la droga.

Cabe recordar que un año atrás habían dado al blanco al jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar, cuando en una operación conjunta de militares y policías, le dieron de baja en el techo de su casa. Y eso no terminaba allí: el país era punto rojo por los continuos nexos entre narcotraficantes, que tenían sus negocios oscuros y asesinaban a cantidades de personas de la población civil, hasta tal punto que llegaron a ocasionar el miedo al combinado del seleccionado patrio. Según lo dicho -y ya es una realidad- había divisiones en el grupo del equipo desde el plano futbolístico; pero su peor problema eran las continuas amenazas que padecían en las concentraciones, trayendo consecuencias de una discreta presentación en el Mundial de Usa 94.

Andrés Escobar es tristemente recordado por el autogol que marcó en la derrota 2-1 ante Estados Unidos.

Desafortunadamente, y saliendo por la puerta de atrás como el primer onceno en irse de dicho campeonato, Colombia recibiría la peor noticia: el asesinato de Andrés Escobar fue ocasionado por un grupo de apostadores que no valoraron lo que hizo en el campeonato. De pasar a unas burlas en un bar a la gota que rebosó la copa de vino fue la manera cómo lo acribillaron, producto de un autogol que como cualquier jugador en diferentes episodios o juegos más trascendentales se han realizado; pero a él no se lo perdonaron y pagó injustamente con la muerte.

Escobar fue un defensor durante toda su carrera, pero ante las balas y la maldad fue vulnerable. Se estrenó con la camiseta del «verde de la montaña” el 31 de agosto de 1986 ante Unión Magdalena fuera de su estadio, ingresando al minuto 87 por John Jairo la “Turbina” Tréllez. Era un hombre inteligente y gallardo dentro y fuera del campo, y su titularidad se iba a imponer más temprano que tarde… Y así fue. Su primer juego como inicialista fue ante Cúcuta Deportivo el 22 de marzo de 1987 con resultado favorable.

Escobar logró ganar con Nacional la Copa Libertadores en 1989, consiguiendo también el rentado Nacional con esta escuadra en 1991 y 1994. Así mismo, los subcampeonatos del 1988, 1990 y 1992. Con la selección Colombia comenzó su carrera el 30 de marzo de 1988 ante Canadá en el Estadio Centenario de Armenia. Marcó su único gol con la tricolor ante Inglaterra en el monumental de Wembley con soberbio cabezazo ante Inglaterra, partido que terminó igualado 1-1.

Participó en las eliminatorias a Italia 90 clasificando bajo las órdenes del estratega Francisco Maturana. También participó en la copa América de 1989 y 1991. En marzo de 1993 tuvo una peligrosa lesión que lo alejó 8 meses de toda actividad y por este motivo no estuvo en las eliminatorias al mundial USA de 1994. Sin embargo, cuando se recuperó pudo estar con el plantel “cafetero” Tras la presentación negativa de la Selección, Escobar seguía firme y sereno. Enfrentó al poder mediático y cuando llegó al país, con suma confianza comentó: «la vida no termina aquí, es solo un partido de fútbol».

Pero lo jamás pensado vendría días después…

Andrés Escobar desarrolló la mayor parte de su carrera en Atlético Nacional, con el que ganó 3 títulos. Se caracterizó por ser un defensor de gran técnica y disciplina.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios