Uncategorized

Atlántico, con 11 galardones, es el departamento con más botines de oro en el FPC

Por: Luz Mila Torres Ruiz

Con 11 Botines de Oro, el departamento del Atlántico es el más ganador de esta distinción en los 72 años del Fútbol Profesional Colombiano, en torneos largos y cortos.

Iván René Valenciano es el más ganador por el departamento y el único colombiano que obtuvo el mayor número de Botines de Oro en torneos largos: 3 ocasiones (1991-1995 y 1995-96).

Los otros atlanticenses ganadores de Botín de Oro son: con dos Fredy Montero (2007-I y 2008-II) y Carlos Bacca (2010-I Y 2011-II), con uno Orlando Ballesteros (2002-II); Arnulfo Valentierra (2003-I), Jamerson Rentería (2005-II) y Teófilo Gutiérrez (2009-I).

Carlos Bacca logró salir campeón y máximo goleador de la Liga 2010-I y 2011-II, quedando en la historia del club rojiblanco.

Antioquia es el segundo departamento en obtener el mayor número de Botín de Oro con 8, Valle del Cauca ha ganado 7, Chocó ha obtenido 5, Tolima 5, Magdalena 3, Nariño, Santander, Bolívar y Córdoba dos y con uno Risaralda y Quindío

La disputa por ser el máximo artillero, después Botín de Oro, en el fútbol profesional colombiano desde sus inicios en 1948 y hasta 1955  fue propiedad y honor solo para los futbolistas extranjeros. Siendo el primero en lograrlo el argentino Alfredo Castillo, en 1948, jugando para Millonarios.

En 1956 aparece el primer colombiano en el cajón más alto de la tabla de artilleros: el antioqueño Jaime “manco” Gutiérrez (QEPD) jugando para el Deportes Quindío.

Después, volvieron a dominar nuevamente en la máxima tabla de artillería los foráneos durante 31 años: argentinos, uruguayos, paraguayos, brasileros y chilenos, hasta 1988 cuando otro colombiano, el tolimense Sergio “Checho” Angulo conquistó el Botín de Oro con 29 goles, juagando para Santa Fe. 

En 1989 fue cancelado el campeonato por el asesinato del árbitro Álvaro Ortega Madero, pero a partir de 1990 los artilleros colombianos hicieron respetar sus condiciones en las mallas y se consagraron como los máximos anotadores hasta 1998, en torneos largos.

En 1990 el samario Antony De Avila rompió con la hegemonía de los foráneos y anotó 25 goles con el América de Cali y hasta el 2007 dominó Colombia. De 2008 a 2012, de 2012 a 2014 y de 2015 a 2017, el dominio también fue de los artilleros colombianos, el cual rompió Germán Cano desde 2018 con el Medellin ganando 4 Botines de Oro seguidos hasta el año anterior, 2019, este último lo compartió con el santandereano Michael Rangel.

Teófilo Gutiérrez logró marcar 16 goles en un torneo corto con Junior. Es, junto a Luis Carlos Ruiz, los únicos jugadores tiburones que lo han logrado.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios